El Whatsapp como prueba jurídica

¿Un Whatsapp es válido como prueba jurídica?

sqlite whatsapp

Nadie duda que Whatsapp es una grandísima herramienta de comunicación e intercambio de ficheros, fotos, videos, pdf’s, etc… y ¿cómo prueba jurídica?.

Tan útil que fue capaz de desbancar al SMS y al MMS de los operadores. Este cambio se hizo posible con la llegada de la banda ancha de la telefonía móvil y el precio de los mensajes a 0€. De hecho, hubo una gran polémica que hasta los monologistas han sacado a relucir, cuando whatsapp dejó de ser gratuita, a los usuarios, por norma, no les gusta pagar. Desde el punto de vista del usuario nos gusta que todos los servicios prestados por y para los smartphone sean gratuitos, pero el sector se alimenta con ingresos: Los servidores, el ancho de banda, la luz y sobre todo el personal que lo crea y gestiona. También generamos rechazo a las aplicaciones que traen publicidad. Bueno ciñamonos a la prueba electrónica.

En los juicios es cada vez mas habitual acercarse al estrado de su señoría y enseñar ese whatsapp que recibimos un día concreto de una persona concreta. Ese contenido está almacenado inicialmente en tres puntos:

  1. Temporalmente en el servidor de whatsapp (durante un periodo de tiempo corto según lo tengan ellos configurado).
  2. En el dispositivo de quien lo envía.
  3. Y En el dispositivo de quien lo recibe.

En ambos dispositivos se almacenan en una mini base del tipo SQLite, concretamente en un fichero llamado “ChatStorage.sqlite”. Cualquier dispositivo que tenga Jailbreak(iPhone) o root(Android) podrá acceder al archivo, y una vez ahí acceder al contenido. que desde el escandalo de la Sra. Hormigos (os acordáis, verdad!) se cifraron las peticiones pero no el contenido de la base de datos, aunque según nos muestran es todavía accesible.

Ahora, unos investigadores en ciberseguridad, Jaime Sánchez y Pablo San Emeterio han mostrado al periodico ‘El Pais’ que sin acceder al fichero de la base de datos se puede manipular el remitente del mensaje. El verdadero remitente no ha enviado el mensaje ni sabe nada del mismo. Por tanto el contenido de los mensajes de whatsapp al igual que los remitentes pueden ser alterados y son fácilmente impugnables y por tanto rechazada la prueba en el proceso.

Aconsejamos ver el video de la noticia origina, es especialmente práctico.

Exactamente ocurre lo mismo con los SMS. Actualmente existen pasarelas de envíos de SMS que permiten personalizar el remitente y en el telefono donde se recibe el mensaje aparece que lo ha enviado esa persona.

fuente de la noticia, www.elpais.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *