Brunete, valor probatorio de una grabación de voz

¿El poder político abusa gracias a su posición?

Hoy nos encontramos un claro ejemplo de ello. Brunete es hoy el epicentro de las noticias en España. Nuevamente estamos ante un caso de abuso de poder. Ciertos cargos conllevan un alto grado de responsabilidad y poder. Un uso inadecuado de éste dirige a situaciones que traspasan ciertos límites. Es desde el punto de vista de la ciudadanía lo que indigna. El contribuyente de apié se rompe la espalda trabajando, buscando un nuevo proyecto o cliente, trabajando por un jornal, contribuyedo con sus impuestos ¿para qué?… para tener una clase política que chantajea y extorsiona por seguir en el poder como es el caso de Borja Gutiérrez Iglesias. El actual alcalde de Brunete se pone como objetivo defender un “proyecto” que se queda en eso… en “proyecto”, un sustantivo sin mas adjetivos que lo definan, ni ideas que defender…

Personas honestas que defienden sus convicciones, sean del color que sean, como María Isabel Cotrina Mesa se defiende ante un acoso de una persona que creen que; con favores, puestos a dedo, y remuneraciones altas se puede comprar un voto, ese voto no es un único voto es la suma de todos los votos que en su localidad recibió María Isabel Crotina. Ha sido “una grabación de voz” la mejor de las pruebas para su defensa. Ahora toca lidiar el caso en los tribunales. Para eso se requiere que la prueba sea lo mas sólida posible, que cumpla determinados requisitos para que un astuto abogado no la eche por tierra. Tendrá que defender que la prueba es integra, que no se encuentra manipulada y que se produjo en un momento concreto del tiempo. Que solo la grabó con intención de dejar constancia de una extorsión y chantaje al que ha estado siendo sometida. Otro cantar será la difusión de dicha grabación en los medios o a terceras personas.

España tiene que cambiar, y este es un buen paso, “denunciar los abusos con prueba sólidas”, pero han de ser pruebas solidas o no servirán para nada. Estamos cansados de escuchar conceptos como los mercados, la prima de riesgo que parece que solo nos acordamos de ella cuando va mal, o nuevos casos de corrupción. Tenemos ser buenos y es mas parecerlo. El resto de la unión europea comenzará a ver que España tiene un “Proyecto de crecimiento“ cuando vean transparencia, gestión honesta del estado y de las instituciones públicas, y castigos reales por los casos de corrupción con las penas que los jueces consideren oportunas. El ciudadano ha de sentir que tanto los de abajo como los aforados, políticos, etc… cumplen por sus malas acciones.

fuente de la noticia, www.elmundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *